Inicios

El principal gestor y animador del movimiento cooperativo Pilarense: Rvdo. Padre Federico Schiavón, italiano de origen y paraguayo de corazón. Después de varios años, de pregonar la doctrina y la filosofía cooperativa con sindicalistas, maestros, juventud obrera cristiana y o

tros sin tener receptividad, recién en 1965 halló eco entre los maestros de las escuelas parroquiales a quiénes se sumaron obreros y empleados de M.P.S.A, quienes comprendieron la necesidad de apoyar la formación de esta organización solidaria que podría ayudar a la gente de escasos recursos a resolver en ocasiones sus problemas financieros, de una manera que les preservará su dignidad humana, defender a los maestros de las garras de los usureros de que eran objeto en esa época; además de formas a la gente de escasos recursos al ahorro sistemático y acceso a créditos para elevar su nivel de vida.

En abril de 1955 fue constituido un comité organizador integrado por el Padre Federico, las profesoras: Dina Voltolini, Juana de Almada y Severa Luque, los contadores públicos: Lilio F. Arce, Idelfonso Ocampo y Alberto Luque, los señores: Juan José Ocampo, Víctor Tejera y Silvio Voltolini.

Estas personas bajo la dirección del padre desplegaron una gran actividad reuniéndose en el Colegio Juan XXIII noche tras noche para estudiar e investigar sobre el cooperativismo, organización poco conocida en la época, elaboraron el anteproyecto de Estatutos sociales, su futuro funcionamiento, realizaron reuniones de concientización, visitas casa por casa para integrar a los socios y la captación de las aportaciones. Actuaron como promotoras las profesoras Dina y Severa, quienes para la fecha de la fundación ya contaron con 113 socios, el cobro de las aportaciones las realizaron también ellas, los controles a cargo del Sr. Idelfonso Ocampo y hacía de tesorero el Sr. Silvio Voltolini.